En la audiencia virtual realizada el pasado 9 de octubre, con presencia del Consejero de Estado Martin Gonzalo Bermúdez Muñoz, se aseguró por parte del representante legal de la Unión Temporal GS encargados de la construcción de la sede del Gaula en Arauca, que le fueron depositados 30 millones de pesos a una cuenta personal del Representante a la Cámara Nevardo Eneiro Rincón Vergara, contra quien cursa un proceso de perdida de investidura en ese alto tribunal. Escuche los audios de la audiencia realizada. 

Según la declaración de José Luis Ruiz Barrios, Representante Legal de la Unión Temporal, afirmó que se reunió en la ciudad de Arauca con el Congresista Rincón Vergara, para tratar asuntos relacionados con la consecución de 400 mil ladrillos para la obra del Gaula en Arauca, y que efectivamente fue él quien le dio el contacto de Rubén Darío Gómez quien era la persona encargada de una ladrillera en el Municipio de Tame.

Igualmente, en la audiencia Ruiz Barrios le dijo al Magistrado Bermúdez Muñoz, que: “por instrucciones de don Darío nos autorizan hacer 3 o 4 pagos a Nevardo Eneiro, a una señora, a Acero (Javier Acero) y otro pago a él (Darío)”.  Seguidamente el magistrado pregunta: ¿por qué se hicieron los pagos de esa manera? A lo que el interrogado contestó que: “no le consulté, no le pregunté al señor Darío… la consignación la hacemos a nombre de las personas que él nos estableció”. Una vez se le preguntó sobre las cantidades de dinero, dijo que “en total fueron 80 millones… A nombre de Rubén Darío Gomez 25 millones, a Patricia Ariza 19 millones, a Javier Acero 7 y a Eneiro Rincón 30 millones.

Así mismo, en la diligencia judicial intervino el abogado Daniel Linares, quien le preguntó al contratista, quién era la señora Patricia Ariza, de quien hasta el momento se desconocía  su participación y relación en este caso dejando claro en la respuesta que es la esposa del congresista.

Durante la audiencia que duró cerca de dos horas, el Magistrado le preguntó a Ruiz Barrios si recordaba haber enviado una comunicación escrita haciendo una reclamación al representante, a lo que este respondió que sí. Ese documento lo redactó el abogado Zúñiga y que el contratista procedió a firmarlo, donde se buscaba “presionar al doctor Eneiro para que nos pague”.

Las dudas continúan

En la audiencia quedó claro que efectivamente el contratista y Representante Legal de la Unión Temporal GS ordenó realizar los depósitos a la cuenta del congresista tameño y de las demás personas relacionadas en el proceso. Sin embargo, fue muy difícil entender, incluso para los participantes de la audiencia cuál fue el objeto de la reunión y el por qué de la participación y presencia del Representante a la Cámara en la negociación de unos ladrillos.

De otra parte, causa curiosidad la respuesta entregada por Ruiz Barrios cuando el abogado  Daniel Linares le preguntó por la Señora Patricia Ariza, pues es hasta este momento que se dejó claro en el proceso que se trataba de la esposa del Congresista, ya que en ningún momento lo había dicho, siempre se mencionó en la audiencia a una señora o a otra persona. Este asunto podría ser relevante en el proceso, debido a que no hay una razón calara y creíble por la que se depositó a la esposa del Representante a la Cámara.

Por último, en la audiencia quedó en evidencia que el contratista Ruiz Barrios le reclamó en un escrito al Eneiro Rincón sobre el incumplimiento de lo pactado y solicitó la devolución de su dinero. ¿Aquí cabe preguntarse por qué razón le reclamaban al Congresista los dineros si él no tenía nada que ver en esta negociación? Este y otros interrogantes aún no se han despejado con claridad, como tampoco por qué en la contabilidad de UT GS apareció una relación de entrega de más de 400 millones de pesos al excongresista Albeiro Vanegas Osorio, así como está por aclarar las razones por las que aparecen relacionados familiares del exgobernador de Arauca Ricardo Alvarado Bestene en este asunto. Mientras tanto, José Luis Ruiz Barrios, ocupa la Secretaría de Infraestructura del Municipio de Arauquita, y los araucanos reclamamos una pronta acción de la justicia y la verdad de lo sucedido.