Miles de venezolanos que llegan desde otras ciudades del país se aglomeran en algunos sitios turísticos como el bioparque Los Libertadores a las afueras de la ciudad.

Ante la situación presentada, la comunidad pide atención urgente de parte de las autoridades para que estos lugares que demandaron una gran inversión para fortalecer el turismo no se vean afectados y destruidos por los migrantes venezolanos.

Además, es evidente que tampoco cumplen con los protocolos de bioseguridad y en cualquier momento ingresarían a la zona urbana del municipio poniendo en riesgo a la población tameña.

Foto y video: Giovani Albarracín.