Corocito adopta medidas de bioseguridad al ingreso del centro poblado.

Cada vez más veredas adoptan medidas de autoprotección contra el Covid-19, en Tame la tendencia va en aumento.

Puerto Miranda, Distrito Purare, Puerto Jordán, Botalón, Distrito Simón Bolívar, Puerto Nidia y ahora Corocito, entre los centros poblados, veredas y distritos que decidieron de manera voluntaria y ante la ausencia del apoyo estatal, iniciar controles biosanitarios al ingreso de sus territorios.

Aunque en algunos casos se han vinculado concejales y funcionarios de manera particular, la administración municipal tiene olvidados a estos sectores campesinos como lo reseñan sus líderes.

«Nuestros campesinos necesitan de manera urgente elementos de protección que les permita hacer de manera segura la labor de desinfección en el sector rural. Los campesinos aportan un granito de arena para mitigar el riesgo de contagio. No los dejemos solos. Llamado urgente a la alcaldía municipal y la unidad de salud departamental».

Este el llamado que hacen los campesinos, no solicitan despliegue de talento humano, solo elementos de protección personal y los químicos para la desinfección.

Autor: Luis Alberto Tineo